¿Cómo pasan nuestras voluntarias la cuarentena durante el despliegue?

La crisis del coronavirus nos pilló a todos desprevenidos, y a algunos, muy lejos de sus casas. Es el caso de los voluntarios y voluntarias de la iniciativa Eu Aid Volunteers que están desplegados en las distintas oficinas regionales de Alianza. Aunque algunos decidieron volver a sus casas, otros optaron por quedarse trabajando más que nunca para apoyar a las comunidades en esta nueva realidad.

Aquí os dejamos el testimonio de dos de nuestras voluntarias, que se han visto afectadas por la pandemia de la COVID 19 durante su despliegue en Colombia y Jordania.

Giselle Sartori. Desplegada en Tumaco, Colombia. Voluntaria en comunicación

Mi nombre es Giselle Sartori, soy de origen italo-cubana y tengo 30 años.

Desde el mes de noviembre trabajo Voluntaria de Ayuda de la UE para la Ong Alianza-ActionAid, la cual desde más de dos décadas está presente en Colombia para proporcionar ayuda humanitaria a las víctimas del conflicto interno armado.

Hace unas semanas vivía en Tumaco, en la Costa Pacífica, pero debido a la emergencia Coronavirus la organización decidió moverme hacia la capital de la región. Aquí hay mejores hospitales, abastecimiento de comida e infraestructuras.

En Colombia, la situación sanitaria y el número de contagios aún no es tan alarmante comparado con otros países sudamericanos como Brasil o el vecino Ecuador. Sin embargo, esta crisis está afectando de manera desproporcionada a las personas más vulnerables. En uno de los países más desiguales del mundo, crece la preocupación por aquellos que viven del “rebusque”, que no tienen acceso a atención médica, a los servicios básicos como el agua y que carecen de viviendas seguras.

A pesar del estado de emergencia, que nos obliga a quedarnos en casa, las y los voluntarios de la UE juntos a los cooperantes de Alianza-ActionAid, no hemos dejado ni un solo momento de trabajar para demostrar a nuestras comunidades y personas beneficiarias que estamos con ellos. En este momento, estamos velando para identificar las necesidades de la población y asegurarles apoyo para hacer frente a la crisis.

No es fácil para mí lidiar con la incertidumbre, dadas las circunstancias, y saber que mi familia y amigos en Italia están pasando una etapa muy dura. Pero, hasta que las condiciones de seguridad se mantengan estables quiero quedarme aquí en Colombia. Ahora más que nunca siento que la única manera para luchar contra esta emergencia es una respuesta humanitaria mundial que fortalezca esos lazos de fraternidad y solidaridad tejidos entre la Unión Europea y el Sur global.

Sara Shirmohamad. Desplegada en Amman, Jordania. Voluntaria en monitoreo y seguimiento de proyectos

El brote de COVID-19 y las consiguientes medidas restrictivas nos llevado a poner en práctica el tele-trabajo. Sin embargo, trabajar desde casa nos ofrece ciertas ventajas pero también algunos inconvenientes.

Entre los aspectos positivos está el regalo del tiempo. El no tener que trasladarnos a la oficina nos permite tener más tiempo libre para invertir en el trabajo y en nuestras tareas diarias. Además, trabajar desde casa nos ofrece un horario más flexible y la oportunidad de decidir cuándo queremos trabajar. Además, uno puede hacer varias cosas a la vez siempre y cuando todas las tareas precisen la misma necesidad de atención y concentración.

En cuanto a los desafíos, es cierto que la disminución de la interacción con los compañeros de trabajo supone un reto. Trabajar en la oficina nos permite ser más productivos. A veces las llamadas telefónicas y trabajar en la distancia pueden dificultar el trabajo en equipo, especialmente si la conexión a internet no va todo lo bien que debería. Por último señalar que trabajar desde casa aumenta la sensación de aislamiento y esto puede tener un impacto directo negativo en el bienestar mental de las personas.

Mariarosaria Lima. Desplegada en Santander de Quilichao, Colombia. Voluntaria en comunicación

Mi nombre es Mariarosaria Lima, soy EU Aid Volunteers con Alianza por la Solidaridad – ActionAid en Colombia.

He nacido y crecido en Italia, soy trabajadora social. Hace algunos años empecé a pensar en ampliar mis perspectivas de trabajo, así que en este momento estoy participando en el programa de EU Aid Volunteers financiado por DG-ECHO y apoyo el equipo de comunicación del país.

Llevo 6 meses en Colombia y el 6 de marzo 2020 se oficializó el primer caso de Corona virus en el país. El Gobierno de Colombia en seguida activó las medidas preventivas y las recomendaciones que llegaban desde la Organización Mundial de la Salud y la comunidad internacional.

Alianza por la Solidaridad – ActionAid Colombia restringió las salidas a terreno por razones de seguridad y adaptamos los proyectos al contexto. Con el equipo de comunicación empezamos planificamos e implementamos podcasts y lives en las Redes Sociales sobre atención psicosocial, nos encargamos de la producción de piezas de medios de vida para difundirlas en las comunidades donde ya no se podía hacer seguimiento y monitoreo de los proyectos. A nivel de comunicación interna, decidimos desarrollar una campaña de cuidado y autocuidado para mejorar el clima laboral y por otra parte, seguimos también con las actividades ya planificadas en tema de comunicación, tanto a nivel interno como externo.

Desde las agencias de las Naciones Unidas, y también por parte de las organizaciones locales e internacionales, se organizaron distintos webinar para debatir sobre diferentes temas, entre los que destacan los siguientes enfoques: violencia de género y Covid_19, seguridad alimentaria y salud, agua y saneamiento, perspectivas futuras de la cooperación internacional y ayuda humanitaria y seguridad en terreno.

Con Alianza por la Solidaridad – ActionAid Colombia participamos activamente en esta reuniones virtuales y el equipo de formulación en sinergia con el equipo nacional, seguimos aplicando a las vacantes.