La Igualdad de Género en el proceso de construcción de paz en Colombia

Andrea Parolin

Viviendo en Colombia, se escucha mucho hablar de paz y de cómo construir la paz tras la firma del famoso acuerdo con las FARC, pero ¿de qué hablamos realmente cuando utilizamos esa palabra, “Paz”? ¿Cuándo se puede hablar de un pueblo en paz? ¿Puede un acuerdo con las guerrillas solucionar todos los problemas que hay en Colombia y traer una paz que puede perdurar en el tiempo?

Esas son solamente algunas de las preguntas que me surgieron después de participar, pocos días después de mi llegada en Tumaco, en el evento “Tu Rol en el Parche” organizado por los y las voluntarias del programa EU Aid Volunteers en Colombia. Fue un evento que el equipo de voluntariado junto al equipo de Alianza por la Solidaridad Colombia organizó en septiembre en la ciudad de Tumaco. Se logró reunir representantes de organizaciones juveniles de diferentes regiones de Colombia, con el objetivo de generar un espacio de intercambio de experiencias entre jóvenes donde cuestionar los roles de género establecidos por la sociedad.

Llegados a este punto, muchos se podrían preguntar ¿Qué tienen que ver los roles de género con la construcción de paz en Colombia? Bueno, más o menos es lo que me estaba preguntando yo, recién llegado y con pocos conocimientos sobre las temáticas de género. Si pensamos que paz no es solo no escuchar disparos, que no es solo no leer noticias de enfrentamientos entre grupos, de muertos, de heridos, entonces la pregunta puede parecer más clara.

Paz es también tener un país donde una mujer no sea juzgada por el solo hecho de ser mujer. Es tener un país donde no haya discriminación hacia alguien con una orientación sexual diferente de la heterosexual.
Un país donde la violencia basada en género, la desigualdad social y la iniquidad en tener acceso a recursos son problemáticas muy presentes, nunca podrá llegar a una paz real. Hasta que no se consiga bajar la tasa de mortalidad femenina, el embarazo entre adolescentes, las diferentes oportunidades entre hombres y mujeres, nunca se podrá hablar de un país en paz.

Es para lograr todo eso que creo firmemente en la importancia de tener muchos más espacios como lo que se creó con el evento Tu Rol en el Parche. Lugares donde varios jóvenes se pueden conocer y confrontar, pueden aprender y aportar sus conocimientos y experiencias. Donde puedan tener una evolución del pensamiento, reflexionando y desarrollando una visión diferente de la sociedad.
Y de esa manera los y las jóvenes podrían empezar a “contaminar” los espacios de sus vidas cotidianas con un pensamiento de igualdad que quizás podría, con mucha constancia, aportar un cambio sustancial en la sociedad.

Como dijo uno de los participantes: “Yo era machista y no lo sabía, nunca me di cuenta de eso. Ahora, cuando regreso, no quiero volver a serlo, quiero llevar el cambio en mi comunidad”.