Trabajando en comunidad

Fotógrafa:

Marta Trejo Luzón

Periodista y voluntaria española de comunicación en el proyecto EUAID VOLUNTEERS (VOL4PRO)

Alianza Por la Solidaridad – ActionAid trabaja en el Pacífico colombiano fortaleciendo y acompañando a las comunidades del Valle del Cauca a desarrollar sus proyectos, su economía y su liderazgo comunitario

La importancia de escuchar y trabajar mano a mano con las comunidades es la clave de la nueva ayuda al desarrollo. No se pueden medir las necesidades sin pisar el terreno, observar, escuchar y acompañar el crecimiento desde dentro.

En esta exposición fotográfica se muestra el trabajo de Alianza Por la Solidaridad – ActionAid y sus distintos proyectos junto a las comunidades beneficiarias de Buenaventura.

Las mujeres del río San Juan reciben un taller de contabilidad de mano de los proyectos de la Unión Europea, AECID y COSUDE. Las indígenas wounnan son unas excelentes artesanas muy valoradas en Colombia. La comunidad de Chachajo quería conformar un grupo de artesanas oficial, darse de alta en la Cámara de Comercio colombiana y empezar a mover sus productos a mercados internacionales. Con la formación de Alianza Por la Solidaridad – ActionAid pudieron dar un paso hacia la formalización del grupo como empresa, además de crear sus propios catálogos de producto, calcular el tiempo de trabajo empleado y poner un precio justo a sus artesanías.

La comunidad de Unión San Juan se reúne con los técnicos de Alianza Por la Solidaridad – ActionAid para el reparto de los filtros de agua de los proyectos de AECID y COSUDE. La entrega viene acompañada de una formación para el uso y cuidado de estos filtros de cerámica. Las comunidades del río San Juan hacen vida en torno a un río que tiene el agua contaminada con mercurio por la actividad de la minería ilegal. Estos filtros de agua sirven canalizar el agua de lluvia y cuidar la salud de las comunidades más aisladas sin acceso a agua potable. Todavía en Colombia hay una gran parte de la población que no tiene acceso a las necesidades básicas para vivir dignamente, sobre todo en el ámbito de salud, higiene y saneamiento.

El Día de la Mujer Trabajadora en Buenaventura se llenó la plaza del malecón con actividades y puestos de información para las mujeres de la ciudad. La alcaldía de Buenaventura, junto al proyecto del Ayuntamiento de Madrid, estuvo participando en las actividades culturales y de concienciación. Los derechos de las mujeres en Colombia todavía tienen mucho que crecer. Durante la cuarentena provocada por el coronavirus, el número de atención gubernamental a víctimas de violencia de género aumentó el número de llamadas en un 155%.

En la vereda de Betania, Alianza Por la Solidaridad – ActionAid realizó unos cursos para crear varios planes de contingencia de mano del proyecto de la Unión Europea. Estos planes fueron creados por las propias comunidades que medían sus riesgos, se anticipaban a cualquier peligro e ideaban un plan de actuación. Las comunidades del río Naya están expuestas a muchos riesgos, desde desastres naturales (fuertes lluvias, vientos, y crecidas del río) hasta riesgos humanos (contaminación, presencia de grupos armados y deforestación). Las ciudadanas y ciudadanos de Betania crearon tres grupos de actuación comunitarios para repartirse las tareas en caso de asistir una emergencia.

En la vereda de Primavera el grupo de mujeres AINI ha creado una panadería que abastece toda cuenca baja del río Naya. Esta empresa ha sido fortalecida gracias al acompañamiento del proyecto de la Unión Europea. Las mujeres no paran, tienen encargos de tartas, magdalenas, galletas y pan. Su especialidad es única en todo el municipio de Buenaventura, el secreto está en la harina de papachina, que le da a todos sus alimentos un sabor dulce e inigualable.

En la Escuela Taller de Buenaventura, Alianza Por la Solidaridad – ActionAid, junto al proyecto de AECID, ha becado a cuatro estudiantes para realizar una formación profesional en cocina tradicional del Pacífico. A la izquierda, la maestra mirando a sus alumnos, al fondo una estudiante recibiendo su condecoración el día de la graduación final. Los beneficiarios de la beca declararon que, con el título de cocineros, querían crear su propio restaurante, ayudar en proyectos comunitarios y enseñar a los de su alrededor los misterios más deliciosos de la comida afrocolombiana.

La Escuela Taller de Buenaventura trabaja mano a mano junto a Alianza Por la Solidaridad – ActionAid en el proyecto de la Unión Europea. David y Rocío estaban en Cabecera, una vereda del río San Juan, dando un taller de medicina tradicional. Las mujeres de Pomuna tienen una cooperativa medicinal que atiende a las personas que pasan por allí. Con el curso intensivo de medicina tradicional pudieron graduarse con un título oficial y seguir mejorando su empresa, evolucionando las recetas y compartiendo conocimientos sobre las plantas del entorno y sus propiedades naturales.

El proyecto de FAO que aplica Alianza Por la Solidaridad – ActionAid en Buenaventura ha dotado de semillas y gallinas a varias comunidades de los ríos Naya y San Juan. A cambio, las comunidades construyeron un galpón adecuado para los animales y unos huertos elevados para las cosechas. El trabajo mano a mano con la comunidad ha dado resultados muy variopintos. En la vereda de Palestina, muchas de las gallinas ya han empezado a poner huevos. Las familias que viven tan lejos de la ciudad, cada día mejoran las técnicas para desarrollar su entorno y vivir de los alimentos que les proporcionan los animales y los cultivos, haciendo trueque, vendiendo y compartiendo entre todas y todos los vecinos.

Los indígenas wounnan de Unión San Juan y Puerto Guadualito han recibido formación profesional de carpintería impartido por la Escuela Taller de Buenaventura y Alianza Por la Solidaridad – ActionAid. El proyecto de la Unión Europea busca fortalecer las capacidades de las comunidades para un desarrollo económico y sostenible. Los alumnos aprendieron a hacer banquetas y mesas, dos estructuras básicas que les sirvieron para dar salida a la madera que recogen de la selva. Casi todos los asistentes al curso terminaron pensando en crear una cooperativa comunitaria y vender las piezas de carpintería a otras veredas, visitantes y vecinos. Este el desarrollo local que genera la actividad comunitaria, básica para la subsistencia de miles de familias en el Río San Juan.

En Llano bajo, vereda del Corregimiento 8 de Buenaventura, la Unión Europea junto a la Escuela Taller y Alianza Por la Solidaridad – ActionAid imparten cursos de formación profesional a los habitantes que quieran participar. Durante la sesión retratada en la fotografía, el psicólogo David estaba haciendo una clase de fortalecimiento comunitario. “Apoyarnos unos a otros nos hará equivocarnos menos, ser más eficientes y sentirnos más felices”, decía durante el taller mientras explicaba un juego de equipo. Todos los que pasaban cerca se paraban a escuchar este discurso motivador y pedagógico.

En la feria de turismo más grande de Colombia, los habitantes de Buenaventura tuvieron la oportunidad de exponer la cultura del Pacífico colombiano en todo su esplendor. La cultura afrocolombiana tiene una infinidad de tradiciones desconocidas. Durante la feria de ANATO, los beneficiarios de los proyectos de Unión Europea y Ayuntamiento de Madrid, viajaron junto a Alianza Por la Solidaridad – ActionAid a conocer otras culturas del país, hacer contactos y mover sus iniciativas productivas entre distintos proveedores nacionales. El resultado fue un éxito, el stand de Buenaventura estaba repleto y, después de la experiencia, algunos han contactado para establecer relaciones laborales.

Los niños indígenas de Puerto Pizario conocen sus derechos a través de un taller impartido por Alianza Por la Solidaridad – AtionAid en el marco del proyecto ACNUR. El derecho a la vida, a la recreación, a ser escuchados y amados es algo que comparten todos los niños y niñas del planeta tierra. Es muy distinto trabajar con menores de edad wounnan, los niños son más tímidos y las niñas muy respetuosas. Durante estos talleres, aparte de aprender sus derechos, se realizaron actividades deportivas y lúdicas que animaron a los jóvenes a trabajar en equipo y respetar la comunidad.

La Memoria es algo muy importante para el pueblo Colombiano. Las desapariciones forzosas, los asesinatos a líderes sociales y las masacres comunitarias están a la orden del día en todo el país. La violencia llega a todas partes y desde la Comisión Interétnica de la Verdad del Pacífico están intentando recabar todas las historias e injusticias vividas para crear un gran informe. La idea es compartirlo con la Comisión de la Verdad creada a raíz de los Acuerdos de Paz y esperar, que algún día, se haga justicia. Durante la manifestación realizada en Buenaventura las víctimas asistentes mostraban su dolor y declaraban que “hay que perdonar, pero nunca olvidar”.