Mujeres que cambian el mundo

13

El día 18 de abril, en el evento “Mujeres” realizado por el Ayuntamiento de Segovia en colaboración con Alianza por la Solidaridad, tuve la oportunidad de participar a un encuentro sobre uno de los tantos dramas del conflicto armado colombiano: el escándalo de los falsos positivos.

Este termino se refiere al secuestro por parte del ejercito colombiano de civiles inocentes, generalmente jóvenes pobres y de zonas deprimidas de Colombia, con el fin de camuflarlos como guerrilleros, asesinarlos y hacer pasar todo por un combate entre el ejército y la guerrilla.

El escándalo se desató en 2008 cuando 19 madres de Soacha, un distrito marginal de Bogotá, cuyos hijos habían desaparecidos, se enfrentaron al estado colombiano a través de una batalla jurídica contra la manipulación y la impunidad.

Uno de estos jóvenes era Fair Leonardo Porras Bernal y su madre es Luz Marina Bernal, la cual lideró la charla trayendo su testimonio.

Descubrí vivir en un país en guerra a los 41 años, cuando mi hijo murió a causa del Estado.

Luz se presenta como una mujer “muerta en vida” desde el día en que se llevaron a su hijo. Habla de Leonardo como altruista e ingenuo, sus recuerdos son nítidos y llenos de detalles como si no hubieran pasado casi 10 años desde aquel acontecimiento.

Aunque su apariencia era la de un apuesto chico de 27 años, Fair Leonardo tenía una discapacidad mental que no le permitía valerse por sí mismo. Sin embargo, la fiscalía afirmo que el joven había muerto 4 días después de su desaparición en un enfrentamiento con el ejercito, acusando Leonardo de ser el jefe de una organización narcoterrorista.

El Estado asesinó a hijos, padres, maridos como criminales de guerra. Luz, junto a otras madres, hermanas, esposas, se presentó firme ante el poder llegando hasta la mesa de Diálogo de Paz en la Habana para contar quiénes fueron realmente los asesinos y pedir justicia.

Sara Bosco